Si la legislación actual de la UE (la directiva de 1995 relativa a la protección de datos) regulaba las entidades de la Unión Europea, el alcance territorial del RGPD es mucho más amplio, en el sentido que también se aplicará a las empresas establecidas fuera de la UE que
a) vendan sus productos a residentes en la UE o
b) sigan el comportamiento de individuos en la UE. En otros términos, incluso si está domiciliado fuera de la UE, desde el momento en el que controle o trate datos de ciudadanos de la UE, está afectado por el RGPD.
Como todas las empresas son diferentes y el RGPD sigue una aproximación de la protección de datos basada en el riesgo, las empresas deben evaluar sus propias prácticas de recogida y almacenamiento de datos. También deben pedir consejo jurídico para asegurarse de que sus prácticas comerciales son conformes con el RGPD.
¿Este artículo te resultó útil?
Cancelar
¡Gracias!